EX-ARMEX-ARM

Akira Natsume es un estudiante de preparatoria que odia las máquinas y quiere cambiarse a sí mismo para mejorar, con lo que en pleno año 2014 da el primer paso para ello… hasta que es atropellado por un camión. Años después, ya en 2030, conocemos a la policía Minami Uezono y a su compañero, un androide llamado Alma. Ambos están vigilando el lugar del puerto de Tokio donde se va a hacer cierto trato ilegal por un arma desconocida llamada EX-ARM, algo que no pasa desapercibido a los implicados y les atacan con el EX-ARM N.º 8. Con su vida en juego, Minami decide activar el EX-ARM N.º 00 que ha robado al enemigo, y entonces descubre algo…

Ficha

Título: EX-ARM
Género: Ciencia ficción, acción
Fecha de estreno: 10-01-2021
Episodios: 12
Dirección: Yoshikatsu Kimura
Diseño de los personajes: Daiki, Haruka Hirota, Taka Ochiishi, Kou Tamura
Música: Sō Kimura
Duración: 24 minutos aprox.
Estudio de animación: Visual Flight
Página web: https://www.exarm-anime.com/

Ghost in the Box (por Cooperlynch)

Sin duda EX-ARM es una de las series más polémicas de la temporada que acaba de finalizar. Su polémica no ha estado ligada a que trate temas escabrosos que alimenten las redes sociales, sino porque su factura técnica no ha pasado desapercibida para nadie.

©古味慎也・HiRock/集英社・「EX-ARM」製作委員会

EX-ARM es una serie de temática cyberpunk, la cual me apasiona, pero eso no quiere decir que esté conforme con cualquier producto de esta temática. Para empezar la serie bebe muy descaradamente de una obra maestra como es Ghost in the Shell, de hecho se parece enormemente (salvando las distancias). Tenemos a un equipo de intervención policial especial, una cyborg que trata de emular a la mítica Mayor Motoko Kusanagi, a un francotirador, drones, armaduras de combate, androides sirvientes, terroristas, hackeo…, e inteligencia artificial, la piedra angular de toda obra de esta temática. Sin embargo, EX-ARM no se mete en conflictos morales, éticos o existenciales, sino que va más al turrón, a la acción, con un argumento bastante básico, aunque no por ello impide el disfrute. Una organización gubernamental trata de recuperar una serie de armas potencialmente peligrosas, siendo una de estas el propio protagonista.

Cada episodio está plagado de combates frenéticos, acción y hackeos, y si bien son entretenidos, la serie también mete algunos momentos de ligero fanservice sonrojante y ridículo, por no hablar de una censura totalmente absurda. Con todo ello vamos conociendo la historia del protagonista y cómo se va relacionando con sus compañeros de sección.

©古味慎也・HiRock/集英社・「EX-ARM」製作委員会

Y llegamos al apartado técnico. Este es de una pobreza supina. La serie está totalmente animada por CGI, y si bien esta técnica da resultados irregulares y siempre genera controversia, se han llegado a ver ejemplos algo regulares y hasta algunos bastante trabajados. Pero la animación de EX-ARM es bochornosa, ortopédica y sin vida. Hay intentos de crear coreografías trabajadas utilizando movimientos de cámara, pero el resultado parece un baile de títeres. Y es una lástima porque si esta serie hubiera tenido un apartado técnico a la altura ganaría enteros. Los diseños de los personajes son planos y sin vida, aunque también en otras manos tendrían potencial. De hecho el dibujo del manga está bastante bien. Los diseños de las armas, vehículos y armaduras están mejor y son algo más atractivos. Por último, el apartado sonoro no me ha generado ninguna reacción, lo cual incluye el opening y el ending.

Con todo, no dejaré de ver la serie tras haber visto los primeros cinco episodios. La verdad es que me he terminado acostumbrando a la animación y la historia me está pareciendo medianamente entretenida, pero yo soy un tanto conformista. Hay obras de esta temática infinitamente mejores en todos los aspectos que merecen mayor atención.

Valoración

  • General: 2
  • Guion: 2
  • Animación: 1
  • Diseño: 2
  • Música: 2

Una obra que trasciende la cordura (Por Pirita)

Cada temporada existen decenas de series que intentan captar la atención del espectador. Y aunque cada temporada tiene un par de series que acaban destacando sobre el resto, la mayor parte acaba cayendo en el olvido. Pero a veces, ocurre el milagro y aparece una serie que incluso una década después se seguirá hablando de ella. Y es que EX-ARM, una serie que en su primer tráiler declaró la guerra a todas las series de ciencia ficción del mundo, ha conseguido que todo el mundo la conozca. En concreto, que se hable de lo espantosamente mala que es.

©古味慎也・HiRock/集英社・「EX-ARM」製作委員会

Técnicamente EX-ARM responde a la pregunta de qué pasaría si un equipo y director sin experiencia en animación hicieran un anime. Decir que la animación es mala es quedarse corto. La animación de EX-ARM es tan espantosa que series como Hand Shakers o Berserk 2016 parecen obras maestras a su lado. Personajes totalmente estáticos y con una animación pésima, explosiones sacadas de catálogos de aficionados o escenas donde coexisten modelos 2D y 3D simultáneamente sin ningún tipo de integración, son solo algunas de las calamidades que el espectador tiene que soportar.

Por poner un ejemplo del despropósito que es esta serie, ninguno de los personajes tiene expresiones faciales. Esto hace que los personajes siempre tengan la misma expresión independientemente de la escena, ya estén felices o atados en un mesa. Además, la boca de los personajes solo tiene dos posiciones, abierta o cerrada y no existe ninguna sincronización labial. Esto hace que acciones tan habituales como hablar o besar den ganas de llorar. De hecho la acción de besar es tan cutre, que los animadores intentan ocultarla con un destello luminoso cada vez que pasa. Y desgraciadamente, la animación no es el único problema que tiene esta serie.

©古味慎也・HiRock/集英社・「EX-ARM」製作委員会

El manga original no era más que una copia mediocre de GITS con toques eróticos. Y aunque el diseño de personajes no era muy bueno, al menos tenía cierta coherencia con la estética que pretendía tener. En cambio, el anime arrebata todas las buenas cualidades que hubiera podido tener el diseño original y ofrece unos personajes sosos, sin alma y sin ningún atisbo de erotismo. En cuanto a la música, quizá lo único bueno que se puede decir es que es totalmente olvidable.

Por último, el guion de esta serie tiene más agujeros que un queso gruyere, con escenas sin sentido y personajes prescindibles. Los únicos momentos divertidos que tiene este anime son totalmente involuntarios y ocurren por la discrepancia total entre guion y animación. Solo los espectadores más ebrios o adictos al sufrimiento encontrarán algún placer en ver este anime.

Valoración

  • General: 1
  • Guion: 2
  • Animación: 1
  • Diseño: 1
  • Música: 2

No todo vale (por Corj)

El cyberpunk nos ha dado varios mangas y animes de una calidad incuestionable. Ejemplos de ello pueden ser Ghost in the Shell o Psycho-Pass. Así pues, durante la temporada de anime de invierno de este mismo año llegó a la parrilla televisiva japonesa EX-ARM, la cual podemos ver a través de Crunchyroll y que pretendía llegar para encandilar a los fans del género. De hecho, la serie toma prestadas bastantes ideas de la obra de Masamune Shirow. Sin embargo, ya con el lanzamiento de sus tráilers, los espectadores, así como los seguidores del manga creado por HiRock y Shinya Komi, comenzaron a preocuparse debido a su estilo.

©古味慎也・HiRock/集英社・「EX-ARM」製作委員会

La historia de EX-ARM no viene a inventar la rueda. De hecho, la obra original podría decirse que es un homenaje a Ghost in the Shell, pero con un alto contenido ecchi. Si uno se para a ver los episodios fijándose solo en la trama se puede dar cuenta de que no es la repera, pero sirve para echar el rato. Aún así, el mayor problema de este anime es su apartado técnico, el cual se puede calificar como desastroso. Todo lo que vemos, e incluso escuchamos, resulta terrible. Soy consciente de que la adaptación cayó en manos de un estudio nuevo, por lo que, tanto la experiencia como el presupuesto debían brillar por su ausencia. Sin embargo, hay ocasiones en que para hacer algo así de mal, quizá sea mejor no hacerlo.

Para empezar, la animación es de lo peor que hemos visto en muchísimo tiempo dentro de un anime. Hay ocasiones en las que da pena incluso ver caminar a los personajes. Además, estos cuentan con un registro facial más limitado que el del mismísimo Charles Bronson. Muchas veces se sorprenden o muestran enfado con la voz, pero la cara no acompaña. A todo ello hay que sumar unos fondos que resultan realmente feos y que dan auténtica vergüenza. Es una lástima comparar el dibujo con el que cuenta el manga original, que resulta bastante bonito y detallado, con el que se ha llevado a cabo en esta adaptación.

©古味慎也・HiRock/集英社・「EX-ARM」製作委員会

En cuanto al apartado sonoro, nos encontramos con más de lo mismo. La banda sonora no tiene personalidad alguna. De hecho, incluso la elección del opening es totalmente desacertada, ya que si cerramos los ojos mientras suena, nos parecerá estar delante del televisor viendo una película de American Pie, lo cual no pega ni con cola con el tono de la serie.

En definitiva, EX-ARM es un despropósito de proporciones bíblicas. Si el estudio CloverWorks nos trajo nada más empezar este 2021 Wonder Egg Priority como candidato a mejor anime del año, Visual Flight nos ha dado una serie que tiene todas las papeletas para situarse en el lado opuesto por derecho propio.

Valoración

  • General: 1
  • Guion: 2
  • Animación: 1
  • Diseño: 1
  • Música: 1

VALORACIÓN FINAL:


Enlaces:

¿Que es Anime Noodles?
Otras entregas de Anime Noodles.

Akira Natsume es un estudiante de preparatoria que odia las máquinas y quiere cambiarse a sí mismo para mejorar, con lo que en pleno año 2014 da el primer paso para ello… hasta que es atropellado por un camión. Años después, ya en 2030, conocemos a la policía Minami Uezono y a su compañero, un androide llamado Alma. Ambos están vigilando el lugar del puerto de Tokio donde se va a hacer cierto trato ilegal por un arma desconocida llamada EX-ARM, algo que no pasa desapercibido a los implicados y les atacan con el EX-ARM N.º 8. Con su vida en juego, Minami decide activar el EX-ARM N.º 00 que ha robado al enemigo, y entonces descubre algo…

Ficha

Título: EX-ARM
Género: Ciencia ficción, acción
Fecha de estreno: 10-01-2021
Episodios: 12
Dirección: Yoshikatsu Kimura
Diseño de los personajes: Daiki, Haruka Hirota, Taka Ochiishi, Kou Tamura
Música: Sō Kimura
Duración: 24 minutos aprox.
Estudio de animación: Visual Flight
Página web: https://www.exarm-anime.com/

Ghost in the Box (por Cooperlynch)

Sin duda EX-ARM es una de las series más polémicas de la temporada que acaba de finalizar. Su polémica no ha estado ligada a que trate temas escabrosos que alimenten las redes sociales, sino porque su factura técnica no ha pasado desapercibida para nadie.

©古味慎也・HiRock/集英社・「EX-ARM」製作委員会

EX-ARM es una serie de temática cyberpunk, la cual me apasiona, pero eso no quiere decir que esté conforme con cualquier producto de esta temática. Para empezar la serie bebe muy descaradamente de una obra maestra como es Ghost in the Shell, de hecho se parece enormemente (salvando las distancias). Tenemos a un equipo de intervención policial especial, una cyborg que trata de emular a la mítica Mayor Motoko Kusanagi, a un francotirador, drones, armaduras de combate, androides sirvientes, terroristas, hackeo…, e inteligencia artificial, la piedra angular de toda obra de esta temática. Sin embargo, EX-ARM no se mete en conflictos morales, éticos o existenciales, sino que va más al turrón, a la acción, con un argumento bastante básico, aunque no por ello impide el disfrute. Una organización gubernamental trata de recuperar una serie de armas potencialmente peligrosas, siendo una de estas el propio protagonista.

Cada episodio está plagado de combates frenéticos, acción y hackeos, y si bien son entretenidos, la serie también mete algunos momentos de ligero fanservice sonrojante y ridículo, por no hablar de una censura totalmente absurda. Con todo ello vamos conociendo la historia del protagonista y cómo se va relacionando con sus compañeros de sección.

©古味慎也・HiRock/集英社・「EX-ARM」製作委員会

Y llegamos al apartado técnico. Este es de una pobreza supina. La serie está totalmente animada por CGI, y si bien esta técnica da resultados irregulares y siempre genera controversia, se han llegado a ver ejemplos algo regulares y hasta algunos bastante trabajados. Pero la animación de EX-ARM es bochornosa, ortopédica y sin vida. Hay intentos de crear coreografías trabajadas utilizando movimientos de cámara, pero el resultado parece un baile de títeres. Y es una lástima porque si esta serie hubiera tenido un apartado técnico a la altura ganaría enteros. Los diseños de los personajes son planos y sin vida, aunque también en otras manos tendrían potencial. De hecho el dibujo del manga está bastante bien. Los diseños de las armas, vehículos y armaduras están mejor y son algo más atractivos. Por último, el apartado sonoro no me ha generado ninguna reacción, lo cual incluye el opening y el ending.

Con todo, no dejaré de ver la serie tras haber visto los primeros cinco episodios. La verdad es que me he terminado acostumbrando a la animación y la historia me está pareciendo medianamente entretenida, pero yo soy un tanto conformista. Hay obras de esta temática infinitamente mejores en todos los aspectos que merecen mayor atención.

Valoración

  • General: 2
  • Guion: 2
  • Animación: 1
  • Diseño: 2
  • Música: 2

Una obra que trasciende la cordura (Por Pirita)

Cada temporada existen decenas de series que intentan captar la atención del espectador. Y aunque cada temporada tiene un par de series que acaban destacando sobre el resto, la mayor parte acaba cayendo en el olvido. Pero a veces, ocurre el milagro y aparece una serie que incluso una década después se seguirá hablando de ella. Y es que EX-ARM, una serie que en su primer tráiler declaró la guerra a todas las series de ciencia ficción del mundo, ha conseguido que todo el mundo la conozca. En concreto, que se hable de lo espantosamente mala que es.

©古味慎也・HiRock/集英社・「EX-ARM」製作委員会

Técnicamente EX-ARM responde a la pregunta de qué pasaría si un equipo y director sin experiencia en animación hicieran un anime. Decir que la animación es mala es quedarse corto. La animación de EX-ARM es tan espantosa que series como Hand Shakers o Berserk 2016 parecen obras maestras a su lado. Personajes totalmente estáticos y con una animación pésima, explosiones sacadas de catálogos de aficionados o escenas donde coexisten modelos 2D y 3D simultáneamente sin ningún tipo de integración, son solo algunas de las calamidades que el espectador tiene que soportar.

Por poner un ejemplo del despropósito que es esta serie, ninguno de los personajes tiene expresiones faciales. Esto hace que los personajes siempre tengan la misma expresión independientemente de la escena, ya estén felices o atados en un mesa. Además, la boca de los personajes solo tiene dos posiciones, abierta o cerrada y no existe ninguna sincronización labial. Esto hace que acciones tan habituales como hablar o besar den ganas de llorar. De hecho la acción de besar es tan cutre, que los animadores intentan ocultarla con un destello luminoso cada vez que pasa. Y desgraciadamente, la animación no es el único problema que tiene esta serie.

©古味慎也・HiRock/集英社・「EX-ARM」製作委員会

El manga original no era más que una copia mediocre de GITS con toques eróticos. Y aunque el diseño de personajes no era muy bueno, al menos tenía cierta coherencia con la estética que pretendía tener. En cambio, el anime arrebata todas las buenas cualidades que hubiera podido tener el diseño original y ofrece unos personajes sosos, sin alma y sin ningún atisbo de erotismo. En cuanto a la música, quizá lo único bueno que se puede decir es que es totalmente olvidable.

Por último, el guion de esta serie tiene más agujeros que un queso gruyere, con escenas sin sentido y personajes prescindibles. Los únicos momentos divertidos que tiene este anime son totalmente involuntarios y ocurren por la discrepancia total entre guion y animación. Solo los espectadores más ebrios o adictos al sufrimiento encontrarán algún placer en ver este anime.

Valoración

  • General: 1
  • Guion: 2
  • Animación: 1
  • Diseño: 1
  • Música: 2

No todo vale (por Corj)

El cyberpunk nos ha dado varios mangas y animes de una calidad incuestionable. Ejemplos de ello pueden ser Ghost in the Shell o Psycho-Pass. Así pues, durante la temporada de anime de invierno de este mismo año llegó a la parrilla televisiva japonesa EX-ARM, la cual podemos ver a través de Crunchyroll y que pretendía llegar para encandilar a los fans del género. De hecho, la serie toma prestadas bastantes ideas de la obra de Masamune Shirow. Sin embargo, ya con el lanzamiento de sus tráilers, los espectadores, así como los seguidores del manga creado por HiRock y Shinya Komi, comenzaron a preocuparse debido a su estilo.

©古味慎也・HiRock/集英社・「EX-ARM」製作委員会

La historia de EX-ARM no viene a inventar la rueda. De hecho, la obra original podría decirse que es un homenaje a Ghost in the Shell, pero con un alto contenido ecchi. Si uno se para a ver los episodios fijándose solo en la trama se puede dar cuenta de que no es la repera, pero sirve para echar el rato. Aún así, el mayor problema de este anime es su apartado técnico, el cual se puede calificar como desastroso. Todo lo que vemos, e incluso escuchamos, resulta terrible. Soy consciente de que la adaptación cayó en manos de un estudio nuevo, por lo que, tanto la experiencia como el presupuesto debían brillar por su ausencia. Sin embargo, hay ocasiones en que para hacer algo así de mal, quizá sea mejor no hacerlo.

Para empezar, la animación es de lo peor que hemos visto en muchísimo tiempo dentro de un anime. Hay ocasiones en las que da pena incluso ver caminar a los personajes. Además, estos cuentan con un registro facial más limitado que el del mismísimo Charles Bronson. Muchas veces se sorprenden o muestran enfado con la voz, pero la cara no acompaña. A todo ello hay que sumar unos fondos que resultan realmente feos y que dan auténtica vergüenza. Es una lástima comparar el dibujo con el que cuenta el manga original, que resulta bastante bonito y detallado, con el que se ha llevado a cabo en esta adaptación.

©古味慎也・HiRock/集英社・「EX-ARM」製作委員会

En cuanto al apartado sonoro, nos encontramos con más de lo mismo. La banda sonora no tiene personalidad alguna. De hecho, incluso la elección del opening es totalmente desacertada, ya que si cerramos los ojos mientras suena, nos parecerá estar delante del televisor viendo una película de American Pie, lo cual no pega ni con cola con el tono de la serie.

En definitiva, EX-ARM es un despropósito de proporciones bíblicas. Si el estudio CloverWorks nos trajo nada más empezar este 2021 Wonder Egg Priority como candidato a mejor anime del año, Visual Flight nos ha dado una serie que tiene todas las papeletas para situarse en el lado opuesto por derecho propio.

Valoración

  • General: 1
  • Guion: 2
  • Animación: 1
  • Diseño: 1
  • Música: 1

VALORACIÓN FINAL:


Enlaces:

¿Que es Anime Noodles?
Otras entregas de Anime Noodles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba